Quemaduras

 

encabezado

Cómo actuar frente a un accidente domestico

Las quemaduras suelen ser uno de los incidentes domésticos más frecuentes. Las más frecuentes son ocasionadas por aceite caliente o agua hirviendo, a las que le siguen en orden de frecuencia las planchas, las quemaduras por descargas eléctricas y las producidas  por químicos.

Asímismo, no podemos olvidarnos de las  producidas por la exposición imprudente al sol. Las quemaduras producen lesiones de intensidad variable; pueden ser superficiales o de mayor magnitud. Se clasifican en primer, segundo y tercer grado, dependiendo de la profundidad. La extensión de la misma es otro factor pronóstico y la ubicación de la lesión puede inferirle mayor compromiso o incapacidad.

Las quemaduras producto  de la acción directa del fuego como el caso de incendios, pueden causar insuficiencia circulatoria y aún la muerte. Estos accidentes  además de quemar la piel puede  sumar la intoxicación por   inhalación de los productos de la combustión. El pulmón es el primer órgano en quemarse. 

 ¿Qué debemos hacer frente a una quemadura? 

Si la quemadura es leve, -sólo se observa enrojecimiento y no presenta una extensión importante- debemos refrescar la zona con agua fría por cinco minutos, quitar la ropa si es que la misma no esta adherida y protegerla con una gasa esterilizada de ser factible.

Las quemaduras graves  requieren siempre de atención médica especializada. Éstas en general presentan extensiones más importantes y pueden observarse lesiones ampollares de tamaño variable.

Si la quemadura fuera producto de un químico es aconsejable sumergirla en agua fría hasta tanto se realice la consulta profesional pertinente.

Si la quemadura es eléctrica, es vital cortar la luz del lugar desde el interruptor general  antes de separar el accidentado.

 Comprobar si  el paciente se encuentra consciente, si ha sufrido algún tipo de insuficiencia cardiaca o respiratoria. Si está consciente:

– Enfría las quemaduras con agua
– Acuesta  la víctima
– llama al servicio de urgencia.

Importante: NO DEBE USARSE NINGUNA RECETA CASERA.

 

 

 La prevención es de vital importancia.

Dejar elementos cáusticos o potencialmente peligrosos lejos del alcance de los niños. Poner siempre los mangos de las ollas y sartenes hacia adentro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: