acné

El acné es una enfermedad común de la piel que provoca comedones (granos). Estos comedones se  forman cuando los folículos pilosos, que se encuentran debajo de la piel, se tapan. La mayoría de estas lesiones aparecen en el rostro, el cuello, la espalda, el pecho y los hombros.

Cualquier persona puede tener acné, pero es muy común en los adolescentes y los adultos jóvenes. Si bien es una alteración dermatológica que sólo puede dejar secuelas cicatrízales en pocos pacientes, es una enfermedad  que se vive con mucha angustia y ansiedad en quienes la padecen. Recordemos que los adolescentes y jóvenes otorgan a la estética un papel preponderante en su vida relacional.

No se sabe a ciencia cierta cuál es la causa etiológica del acné. Es muy probable que los cambios hormonales típicos de la adolescencia influyan en su aparición. Otro factor  a tener en cuenta es la genética: cuando ambos padres han padecido acné en su juventud los hijos tienen una alta probabilidad de padecerla.

Como se determinó al comienzo, la lesión típica del acné se denomina comedón; esta es la combinación de un folículo piloso (generalmente de un pelo muy fino y casi imperceptible) con una glándula sebácea que se obtura produciendo un proceso inflamatorio y elevación que se observa como “granito”. Estos folículos pilosos y sus glándulas sebáceas son regulados por los andrógenos. Estas hormonas se incrementan en la adolescencia temprana.

 Mitos y Verdades sobre el acné

 1)      El chocolate  produce acné: FALSO. Es una dolencia que depende de interacción hormonal.

 2)      Es importante reducir en consumo de bebidas colas, café y otros irritantes: VERDADERO.

 3)      El cigarrillo empeora el acné: VERDADERO.

 4)      El sol mejora el acné: FALSO. El bronceado suele disimular las lesiones pero la radiación solar puede empeorar la condición.

 5)      La tensión pre-menstrual empeora el acné: VERDADERO. En algunas pacientes los tratamientos pueden incluir anticonceptivos orales.

 Consejos Útiles

 – Las personas con acné deben:

– Lavarse con cuidado la cara al menos dos veces al día.

– Mantener el cuero cabelludo y cabello limpio y sin grasas.

– No apretar las lesiones, porque esto puede dejar cicatrices.

– Evitar el uso de maquillajes.

– Evitar tomar sol o camas solares. Estas sólo producen mejorías tempranas y suelen acompañarse de brotes posteriores.

¡IMPORTANTE!

La mayoría de los casos de acné se resuelven con tratamientos médicos dermatológicos en poco tiempo, y existen propuestas terapéuticas de acuerdo a cada necesidad. El objetivo PRIMORDIAL es EVITAR las cicatrices y  la aparición de nuevas lesiones que suelen vivirse con mucha vergüenza.

Para recordar

 Todo tratamiento de esta enfermedad debe ser controlada por un profesional idóneo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: