ALCOHOLISMO 
El consumo de alcohol puede producirnos una intoxicación etílica. La misma es producto de una impregnación a nivel cerebral con alcohol etílico que supera la posibilidad hepática de depurarlo. El Etanol, o alcohol etílico presente en muchas bebidas de consumo popular, actúa como depresor del sistema nervioso central (SNC) y la intensidad de su acción sobre el organismo depende de:
 
– Factores genéticos. Existe gente que tolera mayor cantidad de alcohol sin presentar síntomas.
 
– La dosis total de ingesta.
 
– El consumo habitual de alcohol.
 
– Tiempo de ingesta. Importantes  volúmenes de alcohol consumidos con lentitud se toleran mejor que pequeños  volúmenes en poco tiempo.
 
– Administración de otras sustancias. El consumo simultáneo de alcohol con otras sustancias  puede dar efectos de suma.
 
– Estado nutricional. La gente mas delgada tiene una menor resistencia al consumo de alcohol.
 
¿Que síntomas podemos encontrar?
 

El alcohol es un depresor del sistema nervioso central. Con el inicio de la ingesta se produce  un cierto grado de euforia  y pérdida de las inhibiciones. La persona percibe una  momentánea sensación de seguridad. Son comunes:La cara  rubicunda   mas evidente en el dorso de la nariz, midriasis , inyección conjuntival, transpiración profusa y  molestias gastrointestinales como diarrea

– Trastornos de conducta

– Dificultades para hablar  

– Marcha tambaleante  

– Trastorno de la coordinación motora gruesa y fina.

– En el corazón pueden observarse arritmias diversas, hipotensión y pérdida de la capacidad de contractilidad del corazón.

– La hipotermia o baja de la temperatura corporal, acostumbra a presentarse en  casos de intoxicación severa.
 

– Con ingestas superiores pueden aparecer síntomas de irritabilidad, sueño, estupor y coma etílico. 

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico es clínico y debe diferenciarse de otras intoxicaciones. Pueden realizarse pruebas de alcoholemia con análisis de sangre o midiendo el porcentaje de alcohol con una pipeta.

¿Cómo se debe proceder?
 

El consumo eventual de alcohol que puede generar una intoxicación leve o moderada, que no requiere en general de intervención médica. Sin embargo, los efectos del día después sí  ameritan algunos consejos que pueden serte de utilidad.

  • Beber abundante líquido.
  • Los medicamentos analgésicos simples pueden aliviar los dolores de cabeza que suelen observarse luego del periodo de intoxicación aguda.
  • Hacer pequeñas comidas que tengan un buen aporte de hidratos de carbono y bajas en grasas.
  • No debe fumarse nunca, pero jamás después de una borrachera.
  • Un antiácido de venta libre puede aliviar los efectos del alcohol que agredió  la mucosa gástrica.

     Y MUY IMPORTANTE!

  • LA MUJER EMBARAZADA NO DEBE CONSUMIR ALCOHOL.
  • LAS PERSONAS QUE PADECEN ENFERMEDADES NEUROLOGICAS CRONICAS QUE REQUIEREN DE MEDICACION PARA LAS MISMAS NO DEBERÍAN INGERIR ALCOHOL POR LAS POSIBILIDADES DE SUMA FARMACOLÓGICA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: