Micosis Vaginal

mayo 12, 2009

CM virtual

¿Qué es la Micosis Vaginal?

La micosis vaginal u hongos, son algunas de las principales causas de flujo vaginal patológico.

¿Qué lo produce?

Frecuentemente el agente etiológico encontrado es la Candida Albicans. Este hongo forma parte de la flora normal de la vagina, pero en ciertas circunstancias incrementa su número de colonias, provocando así el aumento del flujo vaginal, manifestándose con picazón, irritación o ardor. Síntomas que pueden aparecer de manera espontánea o durante las relaciones sexuales.

 ¿Cómo me doy cuenta si tengo micosis vaginal?

Esta enfermedad es de fácil detección, quiénes lo padecen pueden observar una descarga de flujo de intensidad variable que presenta un aspecto granulado entrecortado de color blanquecino o amarillento.

 ¿Me pueden diagnosticar esta enfermedad en una consulta ginecológica de rutina?

Si, puede diagnosticarse durante una consulta. Muchas veces la sintomatología en el comienzo de la afección es poco evidente para la mujer, pero durante la consulta ginecológica se puede observar en la  pared de la vagina placas muy bien adheridas de color blanquecino y un aumento de color de la vulva y de los labios. Estos hallazgos son muy característicos y en algunos casos anteceden a los síntomas anteriores.

 ¿Quiénes tienen micosis vaginal más frecuentemente?

 Si bien esta alteración puede presentarse aun en niñas recién nacidas, es muy común observarla en pacientes en edad reproductiva.

 ¿Puedo contagiar a mi pareja?

Si, se puede contagiar. Esta micosis puede propagarse por vía sexual, provocando en el compañero una sintomatología similar a nivel del pene.

¿Qué tratamientos existen para esta enfermedad?

Los antimicóticos tales como la Nistatina administrados en forma oral y conjuntamente con cremas de uso intimo están indicados para solucionar el problema.

Sin embargo en muchos casos se requiere de estrategias farmacológicas mas intensas y el uso de otros antimicóticos tales como el Clortrimazol, Miconazol o ketoconazol. También pueden incluirse, de acuerdo a la necesidad, tratamientos tendientes a disminuir la población de cándidas a nivel del intestino y que muchas veces pueden ser forma de contagio a nivel genital.

¡Recordá!

Es importante realizar consultas ginecológicas de rutina. El flujo vaginal puede indicarnos otras alteraciones tales como la diabetes. Es el profesional quién debe realizar el diagnóstico, los estudios para confirmar o descartar enfermedades asociadas y brindarte el tratamiento más eficaz para controlarlo.

 Para más información consulta en www.cmvirtual.com.ar


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.